6.7.11

luciérnaga




Fue mucho después cuando la luciérnaga levanto el vuelo. Desplegó las alas como si se le hubiese ocurrido de repente. Un instante mas tarde, cruzaba la barandilla y se sumergía en la envolvente oscuridad, Describió, ágil, un arco en torno al deposito, tal vez intentando recuperar el tiempo perdido. Y tras permanecer unos segundos inmóvil observando como la línea de luz se extendía en el viento, voló hacia el sur.

Aun después de que la luciérnaga hubiera desaparecido, el rastro de su luz permaneció largo tiempo en mi interior. Aquella pequeña llama, semejante a un alma que hubiese perdido su destino, siguió errando eternamente en la oscuridad de mis ojos cerrados. Alargue la mano repetidas veces hacia esa oscuridad. Pero no pude tocarla. La luz tenue quedaba más allá de las yemas de mis dedos.

Haruki Murakami; Tokio Blues (Norwegian Wood).

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketPara bajar el disco dale clic en la portada...